BENEFICIOS DEL OPTIMISMO PARA LA SALUD

Un estudio en Harvard determinó que los optimistas a los 25 años tienen una mejor salud entre los 45 y 60 años. Está demostrado que nuestro estado de ánimo influye de forma relevante en el estado de salud de nuestro cuerpo. Muchas enfermedades del tipo psicosomáticas son producidas por nosotros mismos debida a estados depresivos, tristeza, estrés, nerviosismo, ansiedad, miedo, etc. Si llegáramos a comprender que esos estados emocionales negativos nos causan mucho daños a nivel físico y que nos apartan del camino de la felicidad, lucharíamos por apartarlos de nuestras vidas. Por eso, nos encargaremos de hablar de los beneficios del optimismo para la salud. Un estado mental y emocional positivo influye positivamente en nuestra salud física y en nuestro bienestar general. Muchos enfermos se han podido curar de enfermedades graves a través de una actitud optimista y luchadora.

SER OPTIMISTA MEJORA LA SALUD

Un estudio realizado por Martin Seligman sobre los optimistas y los pesimistas se encontraron evidencias palpables de los beneficios del optimismo y lo perjuicios del pesimismo. El estudio se realizó con 99 estudiantes de la universidad de Harvard y concluyó que los jóvenes que eran optimistas a los 25 años llegaron con mejor salud a las edades comprendidas entre los 45 y los 60 años. En otros estudios se ha constatado la relación entre el pesimismo y el incremento de las enfermedades infecciosas y otros problemas de salud. El optimismo es una opción mental que podemos aceptar o rechazar. A unos les costará más que a otros, pero es una opción que se puede aprender y que está al alcance de nuestras manos. Los optimistas son más persistentes, no se dan por vencidos, ven los retos como algo alcanzable y motivante y esos retos incluyen problemas realmente graves en la vida, pero que con esta actitud pueden superar. También está demostrado que los procesos de depresión que tienen mucho que ver con el pesimismo pueden curarse de forma más estable y definitiva con terapias cognitivas y reformulaciones del pensamiento que con fármacos.

OPTIMISTA O PESIMISTA, TÚ ELIGES

Muchos estudios confirman la mayor longevidad de las persopas optimistas así como mayor poder para curarse de enfermedades graves como el cáncer. El optimismo es el mejor recurso que podemos adquirir para desenvolvernos de forma saludable tanto a nivel emocional y mental, como a nivel físico. Ser optimista hace que se perciban las situaciones de la vida diaria con mucho menos estrés por lo que se puede actuar de forma mucho más eficaz en el trabajo, en la familia, con los amigos, etc. Por ello, cada mañana al despertar debemos de comenzar el día de la mejora manera, con buen pie y establecernos en el lado de los pensamientos y emociones positivas para ir acostumbrando a nuestra mente a estar positiva y optimista y desechar todos los pensamientos y sentimientos negativos.

Visita nuestro blog de Salud y Bienestar

Valid XHTML 1.1

¡CSS Válido!