Airsoft

M4 y M16 modificada con distintos accesorios

El airsoft es un juego y deporte de estrategia basado en la simulación militar. Se trata de un juego de guerra de batalla usando réplicas de armas de fuego (las cuales disparan pequeñas bolas de PLGA o biodegradables de 6 u 8 mm de diámetro) en escenarios de juego similares a los de una guerra real, con equipamiento similar al militar. Aunque no existe una indumentaria concreta, cada equipo prefiere equiparse según el tipo de juego al que se dedique. El término "airsoft" proveniente del inglés; se traduciría como "aire suave". Esto hace referencia al método de propulsión de la munición.

Los participantes de airsoft organizan sus reuniones en campos de batalla dedicados al airsoft que suelen estar acondicionados con elementos como muros, búnkers, trincheras, edificios, torres, tanques , helicópteros y otras edificaciones similares para ofrecer un realismo que se asemeje a los entornos de guerra reales.

G36C y G36K modificadas

En muchos países donde el airsoft es legal, no se requiere de licencia de armas. No obstante, en algunos de éstos se solicita el registro de la réplica y la adquisición de una cartilla. Por eso se recomienda a las personas que por primera vez se interesan en ésta actividad, a averiguar sobre el marco legal en el país en el cual residen, así como las potencias permitidas y la posibilidad de importación de réplicas de airsoft (es decir, si es posible que cualquier persona la pueda importar o si solo es permitido por tiendas especializadas).

El airsoft fue inventado en Japón a causa de la prohibición sobre la tenencia y uso civil de armas de fuego, que data desde finales de la Segunda Guerra Mundial. Empezaron a aparecer copias exactas en escala 1:1 de las armas reales. Estas réplicas obtuvieron una gran acogida, para quienes querían disparar y coleccionar armas y no querían quebrantar la ley.

Es por eso que una de las prioridades del airsoft es poder replicar (de ahí el nombre que se le da comúnmente: réplica) las armas del mundo real y algunos de los fabricantes de airsoft adquieren licencias para poder replicar las marcas registradas de los fabricantes de armas. La edad mínima recomendada (que no legal) es de 18 años.

A pesar de concepciones erradas, el airsoft fue practicado por primera vez entre finales de los 70 y principio de los 80, a partir del concepto de usar réplicas con aspecto de armas reales que disparasen proyectiles no letales con el propósito de simular situaciones de confrontación armada. Hay versiones que dice que las réplicas de airsoft datan del año 1950 con la aparición de una pistola de juguete llamada "Shootin' Shell", fabricada por Mattel. Se dice también que el Ejército de los Estados Unidos ya había concebido este tipo de ideas tras la Segunda Guerra Mundial.